el único hombre Cruel

el único

hombre Cruel

es el que se condena

al espectáculo de la confianza,

quizá más verdadero

que la entraña

   profusa

de su infancia

PicsArt_05-03-06.13.48
poema en técnica blackout a partir de un folleto que encontré por ahí, titulado “Acuerdo sobre el nombre República Argentina” (Academia Argentina de Letras)

El chiste de una planta

Había un tallo que se expandía por mi taparrollos. Tenía un cuerpito chato y segmentado que no se parecía a nada excepto al recuerdo de una CGI poco exitosa. De él iba saliendo una línea que por momentos era más corta o más larga, más líquida o más plástica. Sus indecisas fuerzas germinaban orientándose hacia una única dirección, y eso me hacía pensar que si uno no posee los objetos –sólo los usa o con suerte los cuida–, mucho menos puede decir que conoce sus referencias. La verdad es que parecía una araña, pero esa sería una comparación inútil porque ignoraría el asunto de la direccionalidad que acabo de mencionar.
Leer más “El chiste de una planta”

Tenemos una deuda terrible

Siempre me gustaron los dinosaurios. Me hubiera gustado conocerlos en su tiempo, ver qué hacían, cómo caminaban, cómo dormían y parían; en fin, apreciar la cotidianidad de unas vidas que se postulaban tan eternas como mutables. Por ahí es por eso que nunca me llamó la atención Jurassic Park (1993, y subsiguientes). En realidad, hasta hace poco no sabía bien por qué no me gustaba la película, pero me parecía intuir que algo (muy importante y a la vez difícil de explicar) no estaba teniendo lugar. Leer más “Tenemos una deuda terrible”

999 caras (hola)

Aunque vayan cayendo de a poco, tengo tiempo todavía. Tengo muchas. E incluso si me quedara sin ninguna sería lo mismo: es imposible quedarse sin algún tipo de cara.

Para salir del escondite necesité otras formas de dezplazamiento. Las obtuve gracias a que otro ecosistema me envolvió y me aseguró que podría decir lo mismo que dije antes pero de 999 maneras diferentes.

 

 

¿rip conejodesarro?